FRENESÍ GALERÍSTICO EN DOCTOR FOURQUET

De Don Juan Fourquet y Muñoz no se conoce aportación significativa a la ciencia o a la medicina, y poco conocemos de su vida, salvo que entregó su cuerpo a la tierra el 26 de julio de 1865.

En la actualidad, el Doctor Fourquet ha entregado su nombre al callejero del arte (en el callejero a secas ya lleva bastante más tiempo) y a las agendas de críticos, artistas y locos del arte en general. Porque la madrileña calle de la que hablamos, que ya contaba con varias galerías y un entorno repleto de oferta cultural atractiva, ahora es noticia porque tiene…¡aún más galerías!

A Espacio Mínimo o Helga de Alvear, nombres ya de sobra conocidos, se une ahora otro de igual porte como Fúcares, algunos nuevos como García Galería, y otros que no son nuevos, pero que aterrizan en Madrid después de desarrollar su trabajo en otras ciudades durante años, como es el caso de Moisés Pérez de Albéniz y Nogueras Blanchard.

A esto hay que añadir que Maisterra-Valbuena se muda también a Doctor Fourquet…desde Doctor Fourquet. Cambia de espacio y pasa del nº 1 al 6. Y para que vean que en esta calle hay de todo, también aquí, en el nº12 estaba la galería Gao Magee, propiedad de Gao Ping, el magnate chino, investigado por delitos de blanqueo en la Audiencia Nacional, en el marco de la operación Emperador. Sí, la de Nacho Vidal.

La lista de galerías presentes se completa con Eva Ruiz, Casa Sin Fin y Fernando Latorre.

1359758278_141415_1359758585_sumario_normal

Este tremendo despliegue alcanzó su cenit el pasado día 2 de febrero, transformándose en frenesí, con inauguraciones simultáneas de potentes exposiciones, convirtiendo la calle en un hervidero de propuestas y de idas y venidas.

Tamaña invasión galerística necesita, evidentemente, que haya una colaboración entre espacios para conseguir mayor repercusión y visibilidad. Porque, ¿es este el resurgir del panorama galerístico madrileño? No. Simplemente, varias galerías han decidido situarse juntas para tener más fuerza y ofrecerse en un pack. Esta operación de marketing tiene y tendrá su impacto inicial, y esperemos que con apoyos y actividades conjuntas, esa capacidad de atracción se consolide en el tiempo. Pero lo cierto es que el negocio está mal, y a las galerías van a seguir entrando los de siempre, es decir, pocos.

Lo vimos en ARCO, la feria que dio el pistoletazo de salida a la proliferación de ferias de arte en nuestro país, y que en esta edición de 2013 intentó disimular su declive ante la ausencia de galerías importantes, que no fueron porque no les resultaba rentable. Las galerías, islas perdidas en el entramado urbano, necesitaban un escaparate mejor que el propio, y entonces ARCO estaba bien, llegándose a crear una relación de dependencia y reciprocidad. Pero lo que están haciendo ahora las galerías de la calle Doctor Fourquet es colectivizar energías para ganar en independencia. Se necesitan estrategias nuevas, y ARCO, en su formato actual, ni es estrategia, ni es nueva.

HdA_Los Encargados_07

Pero hablando de estrategias, quisiera poner el punto de mira en otro asunto, en otra estrategia que lleva tiempo fraguándose. No es este el primer artículo sobre las galerías de la calle Doctor Fourquet, y no será la primera vez que se habla del entorno en el que se sitúan estos espacios: a dos pasos del Reina Sofía y de La Casa Encendida, por ejemplo. Pero si vamos a hablar de este tema, no pueden ser todo sonrisas. Es necesario volver la vista hacia el barrio de Lavapiés y hacia la presencia de otros centros como el Centro Social Autogestionado Tabacalera. O hacia ESTA ES UNA PLAZA, en la misma calle Doctor Fourquet. De hecho, esta iniciativa celebró el pasado mes de diciembre su tercer aniversario con mercadillo de trueque, desayuno popular y cuentacuentos, entre otras actividades. Lamentablemente, el evento ha pasado desapercibido.

ESTA ES UNA PLAZA es una iniciativa que consiste en la recuperación colectiva de un solar abandonado y deteriorado, para la puesta en marcha de actividades que conlleven socialización y participación ciudadana. Podemos encontrar desde huerto urbano a teatro, zona de descanso, espacios para practicar deporte o juegos infantiles, etc, todo aquello que el barrio y sus vecinos, de común acuerdo, consideran necesario, por ausente.

screenshot_38

Se suele decir que Lavapiés es un barrio multicultural y alternativo. Una ciudad dentro de la ciudad que siempre ha mirado de reojo al MNCARS por miedo a que su sombra se extendiese demasiado, aplastando al barrio y sus señas de identidad. En los últimos tiempos, el Museo ha intentado crear sinergias y aventar recelos, acercándose más a los procesos típicos de Lavapiés y sus movimientos y colectivos vecinales. ¿Pero acaso no es la llegada de estas galerías consecuencia de la presencia de la mole museística?

No es mala en sí la presencia en Doctor Fourquet de galerías de arte que atraigan a un público nuevo a la zona, pero harían bien estas galerías en integrarse en la dinámica del barrio, en prestar atención a su entorno y crear encuentros que aporten algo positivo a sus nuevos vecinos. Sabemos que las galerías de arte son indicativo evidente de los procesos de gentrificación, curioso término que viene sobrevolando Lavapiés casi desde tiempos inmemoriales. La resistencia del barrio, basada en su propia idiosincrasia, ha sido más fuerte hasta ahora. El proyecto de construcción del Centro Nacional de Artes Visuales, que incluso trasladaría al edificio de Tabacalera la sede de la Filmoteca Nacional instalada en el encantador Cine Doré, ha sido aparcado por la crisis económica, lo cual ha supuesto un triunfo y un respiro para el barrio. El muro de contención resistió por el momento ese envite, pero quizá esa resistencia hace aguas ahora por Doctor Fourquet.

Cómo será la relación entre Tabacalera, ESTA ES UNA PLAZA y otros colectivos del barrio con las galerías de arte, es una incógnita. Seguramente se ignorarán, respetándose al mismo tiempo, pero resulta llamativo y a la vez interesante el contraste de modelos que se nos presenta en una misma calle. Modelos de cultura y de ciudad para un público que asiste como espectador, o consumidor, frente a modelos de cultura y de ciudad para un público que asiste como participante.

1359758278_141415_1359758502_noticia_normal

Ambos modelos no tienen por qué ser incompatibles, de hecho ya conviven, pero sí es  negativa la anulación de uno por su contrario. Como artista y asiduo visitante, me gusta que un grupo de galerías se unan para adquirir mayor visibilidad, es más, me pregunto por qué las galerías de otras zonas de la ciudad no hacen lo mismo. Quizá algunas están muy preocupadas por mantener su marca y caminar solas. Sin embargo, los tiempos ya no son lo que eran, la etapa es nueva y diferente, no en cuanto nombres, sino en cuanto a propuestas. Resulta significativo que se haya sumado a esto el hecho de que Soledad Lorenzo haya cerrado su galería, señalando, como los mayas, un cambio de ciclo (que no una muerte).

Parece que el arte contemporáneo en Madrid se muda de barrio, se cierra una etapa que da paso a otra, que además supone, por cierto, una renovación de artistas. Mientras en Doctor Fourquet tenemos ahora mismo nombres como Rafa Munárriz, Karmelo Bermejo, Simeón Sáiz Ruiz o Santiago Sierra, en Elvira González, por ejemplo,  tenemos a Barceló. Sintomático.

________________________________________________________________________________

Fotos:

Cabecera

Calle Doctor Fourquet.

García Galería.

“Los Encargados”, J. Galindo y Santiago Sierra en Helga de Alvear. 

ESTA ES UNA PLAZA.

Galería Moisés Pérez de Albéniz.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: